Distrito 1.06. Inscripción de la Plaza Porticada

Letras Plaza Porticada

Plaza Porticada, S/N, Santander

La Plaza de Velarde, también conocida como Plaza Porticada, se traza tras el incendio que asola el centro histórico de Santander en 1941. Durante la reconstrucción de la ciudad, se crea esta plaza de estilo neo-herreriano. Fue este el lugar donde en 1952, se instala el Festival Internacional de Música y Danza de Santander con el impulso de director de orquesta Ataulfo Argenta y del que fue primer director del festival santanderino José Manuel Riancho. Gracias al Festival, la Plaza Porticada fue considerada durante cuarenta años la “plaza mayor de la música” en España, y allí actuaron artistas de la talla de Herbert Von Karajan, Rostropovich, Zubin Metha, Rudolf Nureyev, Julio Bocca o Monserrat Caballé, por citar solo algunos.

Durante los primeros nueve días de agosto de 1953, se interpretaron bajo la batuta de Ataulfo Argenta las nueve sinfonías de Beethoven, pero además otras muchas obras de todo género, Bach, Mozart, Ravel, Falla, Granados, Werber, etc. hasta 44 versiones de distintos autores y tan solo para dos se emplearon la partitura. Supuso sin duda la demostración más completa de memoria, resistencia y adecuación a diversos estilos que brindó en su carrera el genial director. Cuando el 9 de agosto de 1953 la Orquesta Nacional y el Orfeón Donostiarra interpretaron la Novena de Beethoven en la Plaza Porticada, se culminó uno de los hitos culturales más notables de la historia de Santander.

Tras el fallecimiento por accidente de Ataulfo Argenta, se talló en agosto de 1958 una inscripción en uno de los sillares del arco de acceso a la calle Juan de Herrera con el siguiente texto:

EN ESTA PLAZA
EL DIA IX DE AGOSTO DE MCMLIII
ATAULFO ARGENTA
CORONÓ GLORIOSAMENTE EL CICLO DE LAS
SINFONIAS DE BEETHOVEN
EL RECUERDO DE AQUEL APLAUSO INNUMERABLE
INTENSIFICA EL DOLOR DE SU MEMORIA
XX-VIII-MCMLVIII

Tras la remodelación y peatonalización de la Plaza Porticada, el Taller de Empleo Nuevos Yacimientos de Empleo de Santander IV (NYES), en 2007, procedió a la restauración de la inscripción.

Se efectuó una limpieza manual, se aplicó una base no pigmentada para optimizar la consistencia de la aplicación y espesor de la capa posterior y se finalizó con un pigmento dorado concentrado a base de sol-silicatos, luminoso, estable a la luz y altamente resistente a efectos ambientales y a la intemperie.

CRONOLOGÍA DE INTERVENCIONES

SITUACIÓN

Soy el wordpress nuevo