Distrito 4.15 Restauracion del Busto de D. Marcelino Menéndez Pelayo

Entrada del Palacio de la Magdalena. Santander

UN LLEGADO FUNDIDO EN BRONCE

Durante una de las visitas técnicas realizadas en el interior de la Biblioteca Municipal Menéndez Pelayo con motivo de la intervención de la Escuela Taller de Santander en labores de pintado de la misma (mayo de 2008), se advirtió el delicado estado de conservación en el que se encontraba el busto de yeso de don Marcelino situado al fondo de la sala de lectura de dicha biblioteca. Tras solicitar de los responsables el oportuno permiso para su traslado, con el objeto de proceder a su restauración, se eliminaron las distintas capas de pintura que tenía, apreciando entonces bajo ellas, la firma del escultor B. Folía  y la fecha 1912 inscritas en una pequeña cartela en su base.

A partir de ese momento, se inició un proceso de investigación por parte del equipo técnico de la Escuela Taller sobre la personalidad del autor y su obra. Se contactó con la asesoría cultural del Ayuntamiento de Castellón, lugar de origen del artista, quien aportó datos importantes sobre la biografía de J.B Folía y de la persona que poseía un mayor conocimiento sobre su obra, el doctor en Historia del arte Joan Ferreres. Fue este especialista quien confirmó que la obra se trataba del original que el escultor J.B. Folía había donado en octubre de 1912 a la ciudad de Santander. Ante la singularidad, calidad e importancia de la obra, el Ayuntamiento de Santander decidió realizar su reproducción en bronce, recuperando así un patrimonio cultural que había permanecido anónimo durante casi cien años. La reproducción fue coordinada por la Escuela Taller, así como el diseño de la peana y la nueva ubicación. La fundición se realizó en los Talleres Artísticos Capa de Madrid.

La escultura se instaló definitivamente en la entrada del Palacio de la Magdalena, cuyas llaves se entregaron a los reyes en septiembre de 1912. Casualmente, al mismo tiempo que los arquitectos Bringas y Riancho revisaban los últimos detalles para la inauguración de su magnífico edificio, el escultor J.B. Folía modelaba el busto de nuestro ilustre polígrafo, fallecido pocos meses antes, el 19 de mayo. El azar ha querido que el palacio acoja en la actualidad la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Casi un siglo después, se cierra un círculo cuanto menos curioso.

 

CRONOLOGÍA DE INTERVENCIONES

SITUACIÓN

Recommend
Share
Soy el wordpress nuevo